Share:

N-1 está dividida en tres secciones: 1) En la sección de arqueología de medios se investigan y se rescatan del olvido proyectos artísticos para Web realizados desde la década de los 90‘s. Esta recopilación -como la plataforma- se centra en trabajos colombianos y latinoamericanos.

La idea detrás de este estudio es reconstruir y entender cómo se han concebido y producido obras de arte para internet. Mostrar cómo ha sido la evolución, cómo ha avanzado la tecnología, y cómo ha servido de herramienta a los artistas en su proceso creativo.

N-1 es una mezcla de museo de arte y think tank. La nueva plataforma digital está dedicada a investigar y a pensar cómo ha sido la producción de arte para internet en las últimas décadas, y a exponer la obra de artistas contemporáneos que producen para la web.

2) El segundo espacio está dedicado a exposiciones temporales. Allí se exhibirán proyectos artísticos contemporáneos producidos o adaptados para la web. La idea no es sólo exponer obras de arte, sino también “pensar cómo concebimos y convivimos con las narrativas post-digitales, y con las herramientas que se han convertido en parte fundamental de nuestra cotidianidad: Instagram, Facebook…” explica el artista colombiano Juan Covelli, uno de los creadores de N-1.

La primera exposición se titula: “La tercera parte”. Explora el confinamiento como estado y habla de las diferentes herramientas que se están utilizando para mantener la comunicación a pesar del encierro. “La exposición reflexiona sobre el cuerpo y cómo se ha convertido en sinónimo de ‘estar en línea’, estar ‘disponible’, estar ‘activo o inactivo’,”  cuenta Covelli.

En “La tercera parte” participan los artistas: Nora Renaud, Gabriel Zea, Juan Obando, Sebastián Mira y Valentina Cadena. La primera es una artista suiza radicada en Colombia, y los otros cuatro son artistas colombianos con diferente trayectoria.

La exposición está disponible hasta el 24 de julio.

3) La tercera sección es editorial. N-1 quiere apoyar a las personas que se dedican a investigar y a escribir sobre arte y su relación con el internet; y “llevar contenido al público especializado y no-especializado para generar opiniones y posturas críticas frente a nuestra forma de consumir los medios,” dice Covelli.

En el futuro Covelli y la artista Lina Useche -co-creadora de la plataforma- tienen pensado abrir un espacio adicional en N-1 para residencias artísticas. La primera invitada será la artista e investigadora Luciana Ponte, quien actualmente está realizando un proyecto de curaduría videográfica en su página Lalulula.tv. Su obra estará disponible en N-1 a partir del 1 de agosto.

Tomado del: Revista Arcadia – https://www.revistaarcadia.com/arte/articulo/arte-para-la-web/82034

Leave a Comment

Your email address will not be published.

X